EL DESIERTO DE LOS OLVIDADOS

La República Árabe Saharaui es una nación sin estado en el norte de África. Debido a su ubicación geográfica, es una de las zonas más ricas en fosfatos y recursos pesqueros del mundo. Su idioma oficial es el árabe, pero es uno de los pocos países del continente donde la mayoría de su población habla español. Este territorio, formado por la antigua provincia española del Sahara Occidental, fue ocupado ilegalmente por Marruecos poco después de la salida de España en 1975. Desde entonces, la República Árabe Saharaui ha sido escenario de un conflicto que ha aquejado a su pueblo por más de cuatro décadas.

Desde la ocupación marroquí, la situación del pueblo saharaui se ha caracterizado por las sistemáticas violaciones de derechos humanos de la población local, la represión de toda manifestación, la tortura y las desapariciones forzadas. Parte de la población saharaui vive en territorio ocupado por Marruecos, mientras que la otra parte lleva décadas viviendo en campamentos de refugiados. La población saharaui que huyó de la violencia se enfrenta a una situación complicada ya que la vida en los campamentos depende de la ayuda internacional. Además, las condiciones climáticas complican la situación al ubicarse en un lugar totalmente desértico.

Por ello, uno de los objetivos de la política exterior de la República Saharaui ha sido estrechar relaciones con diversos países y organismos internacionales con el fin de que se le otorgue el reconocimiento internacional y se conozca la realidad del conflicto saharaui-marroquí. Hasta la fecha, son más de 80 países los que reconocen su soberanía, entre ellos México. La cautela con la que México ha abordado esta cuestión le ha permitido mantener buenos vínculos políticos y económicos con los países de la región. En este contexto, se han llevado a cabo semanas culturales, conferencias y ciclos de cine alrededor de la República Mexicana con el fin de que los mexicanos puedan conocer más acerca de la cultura y situación saharaui.

La República Árabe Saharaui sigue viviendo bajo la injusticia y el abuso de poder de la élite gobernante marroquí a pesar de ser internacionalmente reconocida como Estado por más de 80 países, ser miembro de pleno derecho en la Unión Africana y contar con el apoyo de cientos de personalidades, instituciones y organismos internacionales. Lamentablemente es un conflicto que no es prioridad para la agenda global ya que miembros importantes de la comunidad internacional como España, Francia y Estados Unidos se niegan a reconocer esta situación debido a su complicidad y relación con Marruecos. Aunque Marruecos intenta negar la existencia de un pueblo saharaui, es una nación que se ha mantenido firme a sus ideales y ha formado una organización política y social de resistencia pacífica. De esta manera, ha logrado reforzar su presencia internacional y dar a conocer un conflicto aparentemente olvidado.

  • White Instagram Icon

Alessia Ramponi © 2020